Lipoimplante Nasal

en cirugía estética y reparadora.

Dr. Juan Monreal

Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

91 656 05 49

 
 
  1. Tradicionalmente las soluciones a los problemas estéticos de la nariz han pasado por la realización de RInoplastias o Rinoseptoplastias. Estas intervenciones, con resultados altamente satisfactorios, se basan en la remodelación de las estructuras de soporte de la nariz (hueso y cartílagos) para conseguir el cambio de forma. La piel y musculatura nasales se adaptan a esta nueva estructura revelando el cambio (para más información visite www.rinoplastia.com.es ).


  2. La remodelación de la nariz puede realizarse igualmente mediante la transformación de la cobertura cutánea mediante el uso de microinjertos de grasa. La estructura de la piel y musculatura nasales permite la implantación de mínimas cantidades de grasa que,  estratégicamente colocadas, pueden mejorar el contorno y proporciones de la nariz, incluso en algunas ocasiones se puede disimular una nariz torcida.

  3. La operación es de fácil realización aunque especialmente delicada. No solo hay que conocer a fondo la anatomía estática y dinámica de la nariz si no también dominar profundamente la técnica de los lipoimplantes. Las cantidades de grasa son muy pequeñas y deben ser distribuidas de forma estratégica si queremos obtener buenos resultados y permanentes. Si el prendimiento es adecuado el resultado será  permanente aunque sometido, como es lógico, al envejecimiento del paciente. La operación se realiza bajo anestesia local y en el postoperatorio es llamativo la ausencia habitual de moratones o de inflamación, lo que facilita la reincorporación rápida del paciente a su trabajo habitual.

  4. Una ventaja adicional de este procedimiento es que no impide o dificulta la planificación o ejecución de una eventual Rinoplastia quirúrgica ya que estaremos operando sobre un tejido vivo equivalente a los que ya existen. En ocasiones, realizar Rinoplastias sobre narices transformada con materiales sintéticos no reabsorbibles puede acarrear resultados poco predecibles o dificultades de planificación.

  5. No todas las narices pueden ser tratadas mediante microinjertos de grasa. Realmente sólo un 20% de casos pueden ser tratados de forma efectiva mediante esta técnica. El 80% restante deberá someterse a una Rinoplastia convencional o , si opta finalmente por un lipoimplante nasal, conformarse con resultados finales limitados.


Resumen de aplicaciones:

Remodelación estética de la nariz, remodelación nasal después de rinoplastias previas, nariz desviada.

Remodelación nasal mediante injertos de grasa.

La operación es de fácil realización aunque especialmente delicada. No solo hay que conocer a fondo la anatomía estática y dinámica de la nariz si no también dominar profundamente la técnica de los lipoimplantes.