(+34) 911 610 162 · Serrano 207 1º Madrid

Me he colocado implantes hace ya 6 años atras. Me han detectado una ruptura y estoy evaluando de no hacer un reemplazo. Yo era lo que se dice literalmente “plana” antes de colocarme los implentes de 350cc. Tengo 31 años. Cree ud. que sería esta una posibilidad para mi, o quedaría como una bolsa pinchada y toda la piel colgando?

Me he colocado implantes hace ya 6 años atras. Me han detectado una ruptura y estoy evaluando de no hacer un reemplazo. Yo era lo que se dice literalmente “plana” antes de colocarme los implentes de 350cc. Tengo 31 años. Cree ud. que sería esta una posibilidad para mi, o quedaría como una bolsa pinchada y toda la piel colgando?
19 marzo, 2016 Juan Monreal

Si está considerando retirar definitivamente unas prótesis de mama la única alternativa que tiene para compensar la pérdida de volumen es el uso de injertos de grasa. En cualquier caso y según una serie de factores como tamaño de los implantes, localización de los mismos, características de la piel y glándula, etc puede optar por varias soluciones:
– No hacer nada más que la explantación: en este caso contamos con la “buena voluntad” de la piel y glándula para adaptarse lo mejor posible a costa de cicatrices muy limitadas. Es el procedimiento más simple pero también el que suele dejar la mama en peores condiciones si no existe finalmente esa “buena voluntad”.
– Explantación y mastopexia: Si deseamos controlar en todo momento la posición final de la mama debemos recurrir a una mastopexia conservadora de volumen. En este último caso lo que se controla es la posible caída de la mama al retirar las prótesis y la redistribución de los tejidos para “simular” un pecho relleno. La ventaja en este caso es que no dejamos al azar si el pecho se va a adaptar o se va a caer. La desventaja es que las cicatrices son mayores debido a la mastopexia.
– Explantación + Injertos de Grasa: En este caso sustituimos la prótesis por injertos de grasa para compensar parcialmente la perdida de volumen. Digo parcialmente por que rara vez se puede implantar un volumen equivalente al de la prótesis debido a que hay zonas anatómicas en la mama que no estarán disponibles por la presencia de las prótesis. La ventaja en este caso es que se amortigua parcialmente el volumen perdido y por tanto la necesidad de mastopexia es menor o se acortan las cicatrices necesarias. La desventaja es que no se puede conseguir la misma proyección que la que se obtiene con las prótesis.
Para realizar un tratamiento de explantación + injertos de grasa el paciente deberá tener disponible :
– Una cantidad adecuada de grasa que permita obtener el volumen de injerto necesario para compensar decentemente el volumen que perderemos al retirar las prótesis. (yo realizo siempre injertos enriquecidos).
– Un espesor adecuado de los tejidos mamarios que nos permita implantar ese volumen de grasa que necesitamos. De no existir ese espesor se puede optar por repetir los injertos de grasa durante una segunda intervención. La filosofía en este caso es aportar el volumen que necesitamos en dos veces si en una sola “no cabe”. Esto suele ser frecuente en pacientes con mamas muy “delgadas”.
En definitiva, los injertos de grasa son una opción muy valiosa para compensar el volumen mamario que se pierde tras la retirada definitiva de unas prótesis de mama. La indicación final se debe basar fundamentalmente en las características de la mama ya que, en ocasiones, el volumen final puede ser muy pequeño.

Translate »