(+34) 911 610 162 · Serrano 207 1º Madrid

Cirugía Estética Genital en el Hombre

Alargamiento y engrosamiento de pene

Cirugía genital en el hombre

Cirugía Estética Genital en el Hombre

El alargamiento de pene se puede realizar de dos formas distintas.

  • Mediante el sencillo uso de un aparato extensor que se lleva durante un mínimo de diez horas al dia y durante un periodo mínimo de tres meses. El aparato puede llevarse bajo la ropa. La horas de uso son acumulativas ( no debe llevarse las diez horas seguidas). El tratamiento de las curvaturas del pene requiere más meses de uso.
  • Si se quiere conseguir mayor longitud y más rápido es aconsejable la combinación del aparato con una intervención quirúrgica que libera los aclajes del pene. Esta intervención se realiza con anestesia raquídea y no necesita ingreso en hospital. Se trata de seccionar el ligamento suspensorio que une el pene al pubis desde una pequeña incisión situada dentro del vello pubico.
  • Otras alternativas complementarias para conseguir un alargamiento “optico” son la liposucción del pubis para desenterrar el pene o la realización de una z-plastia en la membrana que une el pene a los testículos.

El engrosamiento puede realizarse de varias formas.

    • Mediante la realización de un lipoimplante (un relleno con grasa del propio paciente) normal o enriquecido con células regenerativas
    • Mediante ácido hialurónico (en la actualidad no lo realizamos).
    • Mediante injertos de dermis y grasa
    • Mediante el uso de un sustituto de dermis ya fabricado (Integra®)

El engrosamiento y el alargamiento quirúrgico pueden realizarse de forma conjunta para optimizar todavía más el incremento de volumen. En casos con dimensiones inferiores a la normalidad esta asociación es la más recomendable.

¿Qué es la Cirugía Estética Genital?

La Cirugía Estética Genital puede mejorar su apariencia y su autoestima, pero no necesariamente cambiará la apreciación que los demás tengan de Vd. Antes de decidirse por esta cirugía piense cuidadosamente cuales son sus expectativas y discútalas con nosotros.
El aspecto de los genitales externos masculinos ha tenido a lo largo de la historia de la humanidad una consideración especial. No sólo ha sido considerado como órgano reproductor, sino que también ha sido objeto de embellecimiento y modificación por causas religiosas o meramente estéticas.
En la actualidad numerosos hombres y mujeres toman como opción terapéutica la mejora de sus genitales externos para sentirse mejor o ganar, en ocasiones, más autoestima.
Piense, no obstante, que estos tratamientos no tienen por qué mejorar sus relaciones sexuales habituales o ser apreciados por los demás como mejores; tampoco le tiene por qué acercar o superar el ideal de las “medidas”. Elija esta opción si desea mejorar, no ser perfecto.
En cualquier caso estaremos a su disposición para asesorarle en su decisión.

Indicaciones y tipos de la cirugía genital masculina

Los candidatos ideales para someterse a algún procedimiento de cirugía genital masculina son aquellos cuyas medidas objetivas son inferiores o muy cercanas a la normalidad.
Los pacientes con medidas superiores a la media probablemente no obtengan los resultados deseados o los infravaloren. Son candidatos ideales aquellos pacientes que desean mejorar no perseguir unas medidas predeterminadas o “publicas”. Todos los tratamientos que se describen a continuación suelen producir incrementos “limitados” y dependientes siempre de la anatomía del paciente. En algunas ocasiones requieren para conseguirlos de la colaboración estrecha del paciente durante meses. En ocasiones se necesitarán varios procedimientos para conseguir un determinado resultado o medida. 

Aunque las medidas del pene se pueden incrementar de forma individual, en un gran número de casos es aconsejable realizar un aumento del volumen total incrementando la longitud y el perímetro simultáneamente.

Pene-Grafica-de-Volumen

Los tipos básicos de tratamientos son:

Alargamiento de pene mediante el uso de extensores, sección de ligamento suspensorio o ambos.
Engrosamiento de pene mediante injertos de grasa, injertos de grasa enriquecidos con células regenerativas o combinación de células con otros rellenos como ácido hialurónico o láminas de colágeno.
Faloplastia combinada de alargamiento y engrosamiento con los métodos anteriores.
Aumento del volumen testicular mediante prótesis o injertos de grasa.
– Plastia de la membrana escrotal y lifting testicular.
– Combinación de los anteriores.

Cuándo está contraindicada la cirugía genital

Los procedimientos de cirugía genital masculina nunca debe ser realizada en pacientes que presentan alguna infección
activa en su cuerpo, en pacientes con alteraciones de la coagulación de la sangre o en la cicatrización de los tejidos, en pacientes con debilidad en el sistema inmune o en pacientes que estén diagnosticados o en tratamiento por algún tipo de impotencia orgánica. Cualquier paciente con una enfermedad mental en tratamiento debería esperar a la estabilización o resolución de su estado. Pacientes con expectativas poco realistas o perfeccionistas no deberían someterse a estas operaciones. Algunas de estas circunstancias suponen una contraindicación temporal, otras suponen una contraindicación absoluta.

Nociones de Anatomía

Para entender cómo se realizan estos procedimientos haremos un pequeño repaso a la anatomía de los genitales externos masculinos a través de un esquema.

Nociones sobre el aparato genital masculino

Alargamiento de pene

El alargamiento de pene puede resultar una opción terapéutica para aquellas personas que desean una mejora estética o funcional de su pene. Aunque muchos pacientes recurren a este tipo de procedimientos por motivos puramente estéticos, también los hay que lo solicitan por motivos funcionales, ya que un pene excesivamente pequeño puede ocasionar relaciones sexuales dificultosas. Un tratamiento bien realizado puede proporcionar una mejora en la autoestima, pero también puede mejorar la funcionalidad de un órgano tan complejo.
El incremento de la longitud del pene se puede realizar mediante tratamiento quirúrgico, tratamiento no quirúrgico, eliminación de grasa del pubis o combinaciones de estos.

Cuándo está indicado un alargamiento de pene

Un alargamiento de pene puede realizarse, entre otros, en varones cuyo pene presenta medidas, aspecto y funcionalidad normales, en pacientes con curvaturas en el pene, en pacientes con una verdadera hipoplasia de pene (pene poco desarrollado), en pacientes con el llamado pene enterrado, etc.
Como norma general cualquier persona psicológicamente estable puede someterse a este tratamiento, siempre que entienda la naturaleza y las limitaciones que posee. Un aumento del tamaño del pene puede proporcionar una mejora en la autoestima pero no necesariamente tiene que mejorar las relaciones sociales o sexuales. Sólo en aquellos pacientes en los que un tamaño excesivamente pequeño, un aumento de tamaño puede facilitar sus relaciones sexuales. No piense que por someterse a estos tratamientos se va a convertir en alguien “especial” o se van a solucionar sus complejos.
Si Ud. parte de un tamaño “normal” es más aconsejable utilizar el método no quirúrgico. Si el tamaño es demasiado pequeño puede ser aconsejable e incluso imprescindible realizar primero la sección del ligamento suspensorio.
Aunque las tendencias y los cánones de belleza actuales puedan indicarnos otra cosa, se consideran como medidas “normales” 8,5 cm de longitud y 9,56 cm de perímetro en estado de flaccidez.
Estos tratamientos deben individualizarse en cada paciente. Las consultas son imprescindibles para discutir las expectativas, aclararlas y establecer que tratamiento o tratamientos son los más adecuados a su caso. De esta forma evitará “ilusionarse” con expectativas poco realistas.

Riesgos e incertidumbres

El método de alargamiento no quirúrgico (extensor) carece de complicaciones si se siguen estrictamente las normas de uso. Algunos pacientes puede que no toleren el uso del aparato el número de horas necesarias o sufran ocasionalmente alguna mínima erosión. El aparato extensor original conocido como “JES Extender” tiene el marcado CE 0503 y ha sido clasificado como Producto Médico de clase I por las autoridades sanitarias de la Comunidad Europea.
La sección del ligamento suspensorio comparte las mismas potenciales complicaciones que cualquier intervención quirúrgica, como infección o hematoma. Ocasionalmente se puede producir de nuevo el acortamiento del pene o una cicatrización inadecuada de los tejidos profundos o de la piel. Como consecuencia de la operación se produce, aunque no siempre, una disminución de la elevación del pene en erección (ángulo que forman el pubis con el pene); esta disminución rara vez resulta mayor de 30 grados. Como norma general no se deben producir alteraciones en la funcionalidad (erección y penetración normales).

Cómo se realiza un alargamiento de pene

Alargamiento mediante extensor: Se trata de emplear un dispositivo medico conocido como extensor que se coloca externamente al pene y puede llevarse bajo la ropa. Mediante un sistema de regulación calibrado, se somete al pene a una tracción gradual y controlada. Debe utilizarse diariamente no menos de diez horas (en periodos de unas dos horas) durante 4 meses para conseguir su efectividad máxima. La media de alargamiento obtenido mediante este método es de 3 cm durante los tres a cuatro primeros meses (oscilando entre uno a cuatro centímetros el mínimo y el máximo); a partir del cuarto mes la ganancia mensual suele ser superior. El extensor puede emplearse junto a la sección del ligamento suspensorio si se desea: Prevenir el posible acortamiento que la cicatrización de los tejidos pudiera producir o Multiplicar los efectos de la sección del ligamento aumentando la longitud final del pene.
Sección del ligamento suspensorio: Se trata de liberar y “exteriorizar” la porción del pene “oculta y sujeta” bajo el hueso del pubis. Para ello se realizan distintos tipos de incisiones: transversal de unos 3 cm, una incisión en forma de “Y” o una en forma de “T”. A través de estas incisiones se secciona el ligamento suspensorio del pene y se elimina el exceso de grasa del pubis (si existe). La operación se realiza mediante anestesia raquídea y no requiere ingreso en Hospital. Una vez pasados cinco a siete días de postoperatorio se comienza la tracción mediante el extensor, si esta está indicada. La sección de ligamento mediante incisión transversar necesita obligatoriamente de extensor en el postoperatorio ya que la piel “dificulta el avance”. Cuando se realizan incisiones en “Y” o en “T” no suele ser necesario el uso de extensor salvo en aquellos casos en los que se quiere prevenir un acortamiento postoperatorio debido al reanclaje del ligamento o en los casos en los que el paciente desea mejorar la mayor longitud posible que la intervención puede ofrecer. El inconveniente de estas incisiones es que normalmente trasladan piel con vello púbico a la raíz del pene sobre todo con ganancias superiores a 3 cm. Salvo en el caso de micropenes no suele ser aconsejable aumentar la longitud más de 3 cm ya que se traslada demasiada piel con vello al pene y este comienza a presentar un aspecto de joroba. La realización simultánea de un engrosamiento aumenta simultáneamente las tres dimensiones del pene con mucha mayor eficacia.

El Postoperatorio

Aunque el aparato de tracción es fácil de utilizar y muchas veces es el propio paciente el que lo regula, es aconsejable llevar un control médico para establecer posibles modificaciones sobre las pautas de alargamiento. Si lo emplea correctamente puede ganar al menos tres centímetros en tres o cuatro meses. El rango suele encontrarse entre 1 a 4 centímetros.
El alargamiento quirúrgico es una intervención poco dolorosa en el postoperatorio, no obstante dada su delicadeza es aconsejable tener aproximadamente una semana de reposo para asegurar una evolución favorable. La cicatriz queda oculta en el vello del pubis y no suele ser visible. En el postoperatorio es muy aconsejable, aunque no obligatorio, el empleo del extensor para evitar el acortamiento del pene debido a la cicatrización y para multiplicar los resultados del alargamiento. Cuando se ha realizado simultáneamente un engrosamiento normalmente se difiere el uso del extensor entre dos y cuatro semanas después de la operación. El tratamiento quirúrgico, empleado de forma aislada, no consigue normalmente elongaciones mayores de 1,5 – 3 cm centímetros.
En muchas ocasiones es aconsejable aumentar simultáneamente todas las dimensiones del pene por lo que suele ser necesario realizar la sección del ligamento, un engrosamiento simultáneo y el uso del extensor a las dos o cuatrto semanas de postoperatorio.

Si está considerando un engrosamiento de pene

El engrosamiento de pene es una opción quirúrgica que tiene como finalidad aumentar el perímetro del pene tanto en flacidez como en erección. El aumento de volumen del pene en flaccidez se consigue aumentando los tejidos que se localizan debajo de la piel; el aumento en erección se consigue aumentando la cantidad de tejido en las paredes de los cuerpos cavernosos para que estos puedan dilatarse más durante una erección. El glande no sufre ninguna transformación ni en los alargamientos ni en los engrosamientos.
El engrosamiento mediante rellenos producirá un incremento del perímetro en flaccidez en torno a 1-1,5 cm. En erección el aumento suele ser menor. El engrosamiento mediante injertos en los cuerpos cavernosos solo proporciona un ligero aumento del perímetro en erección; en flaccidez suele ser nulo.

Cuándo está indicado un engrosamiento de pene

Un engrosamiento de pene puede mejorar su apariencia y su autoestima, pero no necesariamente cambiará la apreciación que los demás tengan de Ud. ni tiene por qué mejorar sus relaciones sexuales. Antes de decidirse por este tipo de cirugía piense cuidadosamente en sus expectativas y discútalas con nosotros.
Los mejores candidatos para un engrosamiento de pene son aquellas personas que, teniendo unas dimensiones de pene cercanas a la normalidad o incluso superiores a la normalidad, desean un pene de mayor grosor (mayor diámetro). Los penes excesivamente pequeños o los penes “enterrados” no son buenas indicaciones para esta operación.
Las dimensiones actuales de su pene nos indicaran cual es el aumento “recomendado”, ya que un engrosamiento excesivo podría causar anomalías en el deslizamiento de la piel del pene o en su apariencia externa.
Tenga presente que este procedimiento no tiene por que proporcionarle mejores relaciones con los demás.

Riesgos e incertidumbres

Los engrosamientos de pene están considerados como intervenciones quirúrgicas seguras y con un índice bajo de complicaciones, siempre y cuando esté realizada con los medios adecuados y por personas cualificadas. No obstante debe saber que no está exento de los riesgos inherentes a cualquier intervención quirúrgica y de complicaciones propias de este procedimiento. La infección de las heridas o el sangrado excesivo son complicaciones raras que ocurren en menos del 1% de los pacientes. El sangrado excesivo o la presencia de grandes hematomas ocurren generalmente en casos en los que el paciente toma o ha tomado determinados tipos de medicamentos antes de la operación (como Aspirina).
En relación con el relleno de grasa (Lipoimplante) podrían aparecer zonas de fibrosis grasa que se notan como nódulos pequeños; excepcionalmente podría ocurrir un desplazamiento de la grasa injertada de su lugar original o un “prendimiento” de grasa irregular, escaso o nulo.
En relación con los injertos de dermis-grasa o dermis acelular, el prendimiento o integración podría ser también inferior al esperado, podría producirse un desplazamiento del injerto o problemas de cicatrización en la zona donante o receptora del injerto así como retracción cicatricial y perdida de longitud.
Aunque no están descritos casos de impotencia después de estas intervenciones, esta siempre es posible cuando se realiza cualquier tipo de cirugía en los genitales externos.
El resto de complicaciones, incluyendo las derivadas de la administración de anestésicos, son las comunes a la practica de otras intervenciones quirúrgicas. Tenga en cuenta que todas estas eventualidades son infrecuentes y en muchas ocasiones no ensombrecen el resultado final del tratamiento.

Cómo se realiza un engrosamiento de pene

Las consultas preoperatorias son muy importantes ya que en ellas se evalúan la cantidad de grasa, dermis-grasa o número de láminas de dermis acelular necesarios, la elasticidad de la piel y la localización de las incisiones. En pacientes no circuncidados los engrosamientos se planean y se realizan para mejorar la estética con la piel del prepucio cubriendo el glande.

Lipoimplante: Se trata de un relleno realizado a base de microinjertos de tejido adiposo del propio paciente. Se realiza con anestesia local y consiste en extraer primero el tejido adiposo necesario de zonas como el abdomen o los “michelines” mediante Liposucción. Esta grasa es procesada adecuadamente y posteriormente inyectada debajo de la piel del pene desde la raíz del mismo. La grasa se reparte en toda la longitud y perímetro del pene, salvo en la piel del prepucio. Con esta técnica se cubren las 3/4 a 4/5 partes de la circunferencia del pene y se consigue un aumento promedio en el perímetro de 1,5 a 2 cm en flaccidez e inferior a 1 cm en erección. Se debe esperar un mínimo de 3 a 4 meses para evaluar resultados y repetir más inyecciones a partir de entonces si se desean aumentos de perímetro mayores. Esta técnica se planifica para incrementar el perímetro del pene en flaccidez y con el prepucio (si existe) en su posición avanzada.
Como resultado del engrosamiento, en pacientes no circuncidados, los pliegues de piel resultantes del desplazamiento del prepucio (para descubrir el glande) serán más gruesos. El engrosamiento mediante lipoimplante puede realizarse simultáneamente a un alargamiento mediante sección de ligamento o mediante extensor. El uso del extensor se debe diferir en torno a dos o cuatro semanas.
En estos momentos estamos recomendando el uso de injertos de grasa enriquecidos con células regenerativas para asegurar en mayor medida la supervivencia de la grasa y proporcionar un resultado todavía más natural. Para saber más sobre como se realiza este tipo de tratamiento puede visitar este enlace.

Injerto Dermograso: Se realiza con anestesia epidural o raquídea y consiste en “forrar” las 3/4 partes o todo el perímetro del pene con un injerto compuesto de dermis y grasa. La porción de dermis+grasa necesaria se suele obtener de la porción inmediatamente superior a los pliegues glúteos. Esta extracción deja una cicatriz que suele quedar escondida en dichos pliegues y que con el tiempo pasa desapercibida si la cicatrización es correcta. La porción de dermis+grasa obtenida se utiliza para forrar el perímetro del pene colocándolo bajo la piel. A esta zona se accede a través de la piel del prepucio si no hay circuncisión, o a través de la zona de piel sobrante si hay circuncisión. En ambos casos la cicatriz queda oculta. En ocasiones puede ser necesaria una segunda incisión a nivel de la raíz del pene para mejorar la colocación del injerto. Aunque no es obligatorio, si el paciente no está circuncidado se recomienda realizar circuncisión en la misma operación para mejorar el resultado estético y funcional. En la actualidad está en desuso debido a la disponibilidad de láminas de dermis acelular que acortan la duración de la cirugía y evitan cicatrices.

Láminas de Colágeno: El procedimiento emplea como material de relleno unas láminas compuestas por fibras de colágeno y glicosaminglicano  y desprovistas de todo tipo de células y sustancia intercelular (Integra® o Matriderm® son algunas de las marcas comerciales disponibles). Su mecanismo de acción se basa en la creación de un “andamiaje” para que el cuerpo cree un nuevo tejido conjuntivo que será el que, finalmente, proporcione el nuevo grosor. Aunque pueden implantarse sin ninguna manipulación, siempre recomendamos el enriquecimiento de las láminas con células regenerativas procedentes de la fracción estromal de la grasa para aumentar la eficacia del procedimiento y conseguir el mayor grosor posible (consulte este enlace para saber más sobre el uso y aplicaciones de las células regenerativas). La implantación se realiza del mismo modo que con los injertos dermograsos, con la ventaja adicional de no crear cicatrices extras al no haber zona donante. Aunque no es obligatorio, si el paciente no está circuncidado se recomienda realizar circuncisión en la misma operación para mejorar el resultado estético y funcional y evitar complicaciones. Este procedimiento es muy útil y con buenos resultados, probablemente superiores a los el injerto dermograso y el lipoimplante, pero es más agresivo y con compilaciones más severas. Aunque el engrosamiento final depende del número de láminas injertadas, no es aconsejable implantar más de tres. Este procedimiento puede realizarse simultáneamente a una sección de ligamento para ganar longitud y con el uso de extensor.

Colgajos de grasa suprapubica: En casos seleccionados se pueden realizar colgajos de grasa púbica-abdominal para trasladarlos hasta el pene. Tiene como ventajas sobre los injertos de grasa, dermis-grasa o dermis acelular, que no tiene que prender puesto que va irrigado directamente con su propia sangre; también es posible dar algo más de grosor. La desventaja es que tiene que existir un adecuado espesor de grasa en la zona para que sea útil y no deje secuelas en la zona donante. Este procedimiento es compatible con la sección de ligamento ssuspensorio para dar longitud y con el uso de extensor.

El Postoperatorio

Todos los procedimientos pueden realizarse de forma ambulatoria (no necesitan ingreso en Hospital). Una vez terminada la operación, y si se encuentra bien, será dado de alta. Deberá tomar una medicación analgésica y un antibiótico y podrá comer normalmente. Deberá mantener una abstinencia sexual completa durante un mes aproximadamente. En todos los casos es de suma importancia un reposo adecuado para facilitar el prendimiento de los tejidos y evitar su desplazamiento. El uso de dermis acelular, injertos y colgajos lleva unida la colocación de drenajes para evitar complicaciones.
En el caso del lipoimplante no hay vendajes en el pene, incisiones o drenajes mientras que en el injerto dermograso, colgajos y en dermis acelular habrá un vendaje que deberá llevar entre 5 a 7 días y un drenaje durante 24 horas. Es normal que aparezcan inflamación y moraduras en el pene y que se produzca un endurecimiento del mismo durante algunas semanas en ambas operaciones.
En el caso del injerto dermograso es normal que las cicatrices localizadas en los pliegues glúteos estén enrojecidas durante una temporada. Gradualmente se irán blanqueando y disimulando.
En general se trata de operaciones poco dolorosas que permiten al paciente adquirir una vida normal entre las 24 horas (llipoimplante) y los 5 a 7 días (injerto dermograso-dermis acelular, colgajos). Si piensa complementar esta operación con algún procedimiento de alargamiento, deberá esperar, al menos, dos meses.

Otros procedimientos estéticos

Z-plastia en la base del pene: Para aumentar “ópticamente” la longitud del pene en erección, es posible mejorar la membrana que en la base de algunos penes se forma entre este y los testículos. La realización de plastias cutáneas en esta zona elimina la membrana y profundiza el angulo entre pene y testículos aumentando la longitud “óptica”. La cicatriz queda oculta en el pliegue. Esta operación puede en ocasiones hacerse simultáneamente a otros procedimientos de cirugía genital.

Lifting testicular: En ocasiones la dilatación de la bolsa testicular produce una apariencia de testículos caídos y avejentados.
En estas ocasiones se pueden realizar plastias en la piel testicular y sus cubiertaas internas para elevarlos hasta una posición más alta. La cicatriz final queda oculta en el pliegue que existe entre los testículos y el pene.

Aumento del tamaño testicular: El aumento del tamaño de los testículos puede realizarse de dos formas. Por un lado pueden emplearse prótesis testiculares de silicona o suero incluso hechas a medida. El inconveniente de las prótesis es que deben convivir con un testículo inicialmente funcional y no se conocen todavía las consecuencias que este hecho puede tener.
La otra opción la constituye el lipoimplante o injerto de tejido adiposo. Mediante esta técnica se consigue aumentar el espesor de la bolsa testicular sin tener que introducir ningún materal próésico en su interior. Como en otras variedades de lipoimplante se trata en resúmen de obtener la cantidad de tejido adiposo necesario, normalmente del abdomen o los muslos. Una vez purificado, el tejido adiposo se inyectará cuidadosamente en el espesor de la bolsa testicular para aumentar su tamaño. Suelen ser necesarias dos sesiones para conseguir un aumento significativo ya que el limitado espesor inicial de la bolsa impide alojar todo el volumen necesario en una sola sesión. Si desea obtener más información de como se realizan los lipoimplantes consulte este enlace. Las ventajas de este tipo de tratamiento son evidentes: el aumento se realiza con los tejidos del propio paciente, no hay cicatrices y se evitan las posibles complicaciones derivadas de las prótesis.

Esta página resume los principios básicos de los tratamientos empleados para realizar un aumento del tamaño del pene. Debe tener presente que para conocer sus expectativas, resolver dudas y establecer un tratamiento adecuado e individualizado son aconsejables las consultas medicas pertinentes.

Nuestra experiencia en 275 pacientes ha sido publicada en revistas científicas y en Congresos Internacionales


 

Información adicional

Buscar en PubMed

Si desea encontrar más información científica relacionada puede usar este formulario:

Utilice términos preferiblemente en inglés

Al pulsar en Buscar se le redirigirá a la página de US National Library of Medicine National Institutes of Health

Print Friendly, PDF & Email
000

Comments (70)

  1. Aldair 1 mes hace

    Hola doctor, tengo un problema, pues tengo los ligamentos que sobresalen en estado erecto de mi pelvis y cuando me mido, de alargamiento es de 12,5 cm, ya que mi erección es para arriba no de forma vertical gracias a esos ligamentos , la verdad me causa mucha molestia al tenerla de ese tamaño, y afecta mucho mi autoestima, aunque muchos doctores dicen que es un tamaño promedio, pero quisiera tenerla aunque sea de 15 cm ¿La duda que tengo es que, cuando se haga la cirugía, se podría hacer otros tratamientos de alargamiento con aparatos de alargamiento, para que a la hora de que los ligamentos se cicatrizen de adapten de acuerdo a esos aparatos de alargamiento, siempre y cuando no exagerando de hecho para tener mas ganancias extra de largo aunq sea luego de la cirugía ?

    • Autor
      Juan Monreal 4 semanas hace

      Las cirugías de alargamiento suelen proporcionar en torno a 2,5 cm de longitud en flacidez. En erección el incremento de longitud suele ser menor. Después de la cirugía el paciente puede emplear un extensor para conseguir una longitud extra que dependerá del tiempo y modo de usodel aparato extensor.

  2. Ale 1 mes hace

    Buenos días, me gustaría preguntarle por la tencina de injertos venosos en los cuerpos cavernosas del pene para su engrosamiento dado que consulte con un cirujano y me dijo que la ganancia media de esta operacion eran 2 cm de diametro, es cierto? y por otra parte con la utlización de extensores se consigue un aumento de longitud en flacidez y erección o solo en un de los dos?
    Gracias de antemano

    • Autor
      Juan Monreal 1 mes hace

      EL incremento de perímetro suele oscilar entre 1 y 2 cm dependiendo de la estructura de los cuerpos cavernosos de cada paciente. Los extensores proporcionan mayor longitud en flaccidez; en erección suele ser muy escasa.

  3. Paco 2 meses hace

    Hola doctor mi consulta es la siguiente:
    en el caso de la operación de engrosamiento via láminas de colágeno, ¿los resultados son permanentes?¿cuales son las complicaciones que pueden surgir?
    Gracias

    • Autor
      Juan Monreal 2 meses hace

      Las láminas de colágeno necesitan ser integradas por el organismo para que el resultado sea permanente. Según como se integren los resultados pueden variar, ya que no siempre la integración es del 100%. Precisamente el número de láminas que se deben implantar debe ser limitado para facilitar todo lo posible que el cuerpo las integre con la mayor eficiencia posible.
      Las complicaciones suelen venir por una cicatrización anómala de las láminas, que puede distorsionar el pene o hacer que la forma no sea homogénea.

      • Paco 2 meses hace

        Muchas gracias por su respuesta doctor,
        Y como ultima duda, ¿el aumento del grosor se mantiene durante la ereccion? ¿La calidad de la ereccion es la misma? Se lo pregunto porque en el caso de la tecnica del limpoimolante imagino que al ser grasa el grosor aumenta pero queda “blando” , queria saber como afecta esta tecnica al tamaño y calidad de la erección.
        Gracias y un saludo.

        • Autor
          Juan Monreal 2 meses hace

          Normalmente es así. la grasa no da ninguna consistencia “blanda” ni en erección ni en flaccidez.

Dejar una respuesta

Por favor use el texto de comentarios solo para plantear dudas generales sobre el tratamiento u obtener aclaraciones sobre el mismo . No use este texto para exponer su caso concreto ya que su solicitud no será atendida. Si desea que el Dr. Monreal analice su caso concreto y pueda darle una información intensiva, personalizada y un presupuesto use el servicio de Consulta Onlineservicio de Consulta Online. Muchas gracias por su comprensión.

Consiento el tratamiento de mis datos.

Por favor lea la guia de publicación antes de enviar su comentario. Muchas gracias.
GABINETE I&M, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad.

*

Actualidad Coronavirus


Comunicado Dr.Monreal COVID-19
Translate »