(+34) 911 610 162 · Serrano 207 1º Madrid

Lifting Vertical

Lifting Vertical

Lifting Vertical

Uno de los signos de envejecimiento más temprano es la caída progresiva de la frente, cejas , pómulos o mejillas. El Lifting Vertical es una intervención quirúrgica diseñada para elevar las estructuras de la cara a su nivel adecuado, tratando realmente el proceso de envejecimiento.

La operación puede restringirse al tercio medio de la cara, pero esta situación suele darse en los pacientes más jóvenes. En situaciones normales es aconsejable tratar la frente y el tercio medio de la cara para unificar el rejuvenecimiento. Sólo en los casos más avanzados se trata simultáneamente el cuello.

La operación suele realizarse con anestesia general y necesita un día de ingreso. Aunque la inflamación puede durar diez o quince días el resultado suele ser excelente por el grado de rejuvenecimiento conseguido. Como en otros casos puede combinarse con Rinoplastia, Lipoimplante, etc.

¿Qué es un Lifting Vertical?

A medida que las personas envejecen, el efecto de la gravedad, de la exposición solar y del estrés diario producen
en la cara determinados signos de envejecimiento.
Los pliegues entre la boca y la nariz se acentúan, el borde mandibular pierde definición y se producen acúmulos grasos al rededor del cuello.
Un Lifting o Ritidectomía no para el proceso de envejecimiento pero si puede “retrasar el reloj” y mejorar esos signos de envejecimiento.

Cuándo está indicado realizar un Lifting Vertical

Los mejores candidatos para un Lifting Vertical son aquellas mujeres u hombres con un buen estado de salud en los que los tejidos de la cara han empezado a descolgarse y han perdido volumen pero la piel sigue manteniendo un buen grado de elasticidad y no presenta excesos o elongación. Un Lifting Vertical no tiene por que rejuvenecerle un determinado numero de años, pero si conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven.
Al contrario que en un lifting o ritidectomía clásica, en un lifting vertical no se quita piel y las cicatrices son prácticamente invisibles y mucho más pequeñas.
Un Lifting Vertical podrá mejorar su apariencia y su autoestima, pero no necesariamente cambiará la apreciación que los demás tengan de Ud., no necesariamente tiene que proporcionarle la imagen “ideal” o satisfacer sus expectativas. Antes de decidirse por este tipo de cirugía piense cuidadosamente en sus expectativas y discútalas con nosotros

Cuándo está contraindicado un Lifting Vertical

Una lifting vertical nunca debe ser realizada en pacientes que presentan alguna infección activa en su cuerpo, en pacientes
con alteraciones de la coagulación de la sangre o en la cicatrización de los tejidos, en pacientes con debilidad en el sistema inmune o en pacientes que están o pudieran estar embarazadas.
Cualquier paciente con una enfermedad mental en tratamiento debería esperar a la estabilización o resolución de su estado. Pacientes con expectativas poco realistas o perfeccionistas no deberían someterse a un lifting vertical. Algunas de estas circunstancias suponen una contraindicación temporal, otras suponen una contraindicación absoluta.

Riesgos e incertidumbres

De forma habitual las complicaciones que aparecen son leves. De todos modos las variaciones que pueden existir en la anatomía, la capacidad curativa y la reacción física de distintos pacientes hacen que el resultado final nunca pueda ser predecible.

Como complicaciones pueden aparecer hematomas, infección, asimetrías en regiones faciales o en párpados, reacciones anómalas a la anestesia o lesión de estructuras profundas o de los nervios que controlan el movimiento de los músculos faciales. La curación anómala o retardada de las heridas es más propia de fumadores que de no fumadores.

El Lifting Vertical, como otros procedimientos, debe ser individualizado para cada paciente. Dependiendo de las condiciones
en las que se encuentre su piel, músculos y huesos faciales, se podrán conseguir determinados resultados. En ocasiones serán necesarios procedimientos accesorios como exfoliaciones o rellenos para conseguir el resultado óptimo. Es muy importante que avise sobre cualquier medicamento que esté tomando (especialmente Aspirina) o sobre condiciones medicas especificas (como tener la tensión alta). Si Ud. fuma es muy importante que lo deje al menos durante las dos semanas anteriores a la intervención y la semana posterior a esta.

Cómo se realizan los Lifting Verticales

Un Lifting Vertical se suele realizar bajo anestesia general aunque en casos limitados puede emplearse la anestesia local con sedación. Dependiendo de la anestesia y de la extensión del Lifting Vertical es posible que necesite ingresar al menos un día.
Cada caso puede variar en cuanto a la colocación y extensión de las incisiones, las áreas de la cara que se quieren mejorar, el uso o no de técnicas complementarias (rellenos de grasa, exfoliaciones, etc.) y la duración de la intervención.
Habitualmente se emplean dos incisiones de unos dos centímetros colocadas por dentro del pelo y encima de las orejas. Opcionalmente, si es necesario el tratamiento intensivo de frente y cejas, pueden emplearse otras dos de un centímetro en la zona más alta de la frente también por dentro del pelo. No existen en ningún caso cicatrices visibles.
La intervención de Lifting Vertical consiste básicamente en “elevar verticalmente” las capas musculares y la piel que los recubre hasta su posición idónea; todo ello sin tener que eliminar piel. En un caso prototipo los tejidos caídos de las sienes, cejas, pómulos y mejillas son elevados a su lugar óptimo y sujetos convenientemente. Esta elevación repone los volúmenes de la cara que se han perdido por el descolgamiento. Los pómulos vuelven a estar llenos, las mejillas planas, las cejas elevadas y los párpados sin bolsas.
Los párpados se benefician de forma colateral por que las bolsas existentes en los párpados inferiores se ocultan sin necesidad de operarlas; únicamente será necesario eliminar el exceso de piel si existiera. Una vez concluido, las heridas se cierran con puntos dejando, a veces, unos pequeños tubos bajo la piel para que no se acumule ningún exudado o sangre. Finalmente se colocará un vendaje ligero. Es posible realizar tipos de Lifting Vertical menos “extensos” como por ejemplo el de 1/3 medio para elevar sólo los pómulos. La aplicación de estas técnicas dependerá de la gravedad y localización de su problema. El beneficio de estas técnicas es ofrecer operaciones más limitadas, con postoperatorio más corto y menor incidencia teórica de complicaciones. Su principal indicación es en pacientes jóvenes que tienen signos incipientes de envejecimiento.
Cuando la frente o el entrecejo presenta surcos o arrugas profundas se asocia también el lifting frontal para armonizar en lo posible toda la cara. Para más información sobre Lifting Frontal solicite el folleto.
Cuando el grado de envejecimiento es significativo y hay exceso de piel suele ser necesario añadir las técnicas habituales de Ritidectomía en las cuales la recolocación de la piel va unida a la eliminación del exceso mediante incisiones en los márgenes de las orejas. Para más detalles consulte el tratamiento Ritidectomía Facial.

Después de la operación

El postoperatorio no suele ser doloroso. Las molestias que generalmente aparecen suelen controlarse bien con analgésicos habituales. El vendaje y los tubos de drenaje normalmente se retiran en 24 a 48 horas.
Es normal que sienta la piel de la cara algo “acorchada”, esta sensación es transitoria y desaparece en unas cuantas semanas. Considere como normal que la cara esté inflamada y presente moraduras, este aspecto solo durará unos 10 – 15 días si sigue nuestras instrucciones. Es aconsejable que no trabaje y que evite los ejercicios o actividades violentas durante al menos las dos semanas siguientes a la operación. La piel de la cara necesitará cuidados específicos y no deberá exponerla al sol o a rayos UVA durante al menos tres meses.
Aunque al principio pueda sentirse preocupado por el aspecto de la cara, piense que la mayoría de los pacientes regresan a una vida normal (incluyendo su trabajo) en unas dos a tres semanas. En este periodo la inflamación se normaliza y desaparecen las moraduras.
Las cicatrices tardan algunas semanas más en disimularse, pero finalmente se hacen prácticamente imperceptibles. Una
desinflamación avanzada no ocurre antes de las cuatro o seis semanas.
Un Lifting Vertical no para “el reloj”, pero proporciona un rejuvenecimiento muy duradero y llamativo con ausencia casi total
de cicatrices visibles. Este folleto le ofrece un aspecto general de esta operación pero puede que no aclare todas sus dudas. Debido a que se trata de una intervención con muchas variantes el estudio pormenorizado de su caso es muy importante y permitirá, a demás, aclarar todas sus dudas.

Print Friendly, PDF & Email
000

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor acepta la política de privacidad de este sitio y lee la guia de publicación antes de enviar tu consulta. Muchas gracias

PROTECCIÓN DE DATOS – Responsable: GABINETE I&M, S.L. Finalidad. Envío de información, respuesta a consultas y contactos genéricos o relacionados con temas médicos, mientras dure nuestra relación y tengamos su consentimiento. Destinatarios. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Derechos. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, limitar el tratamiento de sus datos, o directamente oponerse al tratamiento, o ejercer el derecho a la portabilidad de los mismos. Todo ello, mediante escrito, acompañado de copia de documento oficial que le identifique, dirigido al RESPONSABLE. En caso de disconformidad con el tratamiento, también tiene derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. También podrá oponerse a la respuesta a través de la siguiente dirección de correo electrónico: consulta@drjuanmonreal.com . Estos datos estarán almacenados en los servidores de GoDaddy Iberia S.L.U., situados en la UE.

*

Translate »