(+34) 911 610 162 · Serrano 207 1º Madrid

Rejuvenecimiento facial no quirúrgico

Rejuvenecimiento facial no quirúrgico

Rejuvenecimiento facial no quirúrgico

Conjunto de técnicas médicas (no quirúrgicas) encaminadas a mejorar el aspecto de la cara cuando esta sufre de diversos procesos como manchas, acné y secuelas, perdida de elasticidad, efectos de la exposición al sol, descolgamiento, etc. En ocasiones se usan como complemento para algunos tipos de cirugía facial.

Existen multitud de tratamientos para mejorar estas condiciones, pero el alcance de este beneficio dependerá del tipo e intensidad. En muchas ocasiones secombinan varias técnicas para multiplicar los beneficios. Existen tratamientos que se llevan en casa y otros que se realizan en consulta; unos que permiten acudir al trabajo el mismo día, tratamientos de “fin de semana” y otros más intensos que requerirán a veces una baja laboral. Casi todos los programas de rejuvenecimiento producen algún tipo de exfoliación o «peel» en la piel ( la piel se pela) y mejoran el aspecto al renovar sus capas de forma gradual. Las sustancias de relleno se emplean para mejorar surcos o arrugas más profundas. Hay sustancias no permanentes, permanentes, sintética o naturales . Compuebe siempre que la sustancia que le vayan a infiltrar esté autorizada por Sanidad. La toxina botulínica es el tercer tipo de tratamiento consulte este enlace para obtener más información.

No es necesario realizar estudios preoperatorios pero si una valoración minuciosa de la piel y de su situación.

Qué es el Rejuvenecimiento Facial no quirúrgico

A medida que envejecemos la cara muestra los efectos de la gravedad, la exposición al Sol, los movimientos faciales tales como sonreír o fruncir el entrecejo y la atrofia de los tejidos.
Los tejidos que subyacen a la piel y la mantienen, comienzan a perder turgencia y elasticidad, produciendo pequeñas arrugas como las patas de gallo o acentuación de líneas de expresión como las lineas del entrecejo, arrugas en la frente, etc. También aparecen pigmentaciones y manchas en la piel que avejentan aún más su aspecto.
La mejoría del aspecto de la piel y de determinados estigmas de envejecimiento puede realizarse mediante tratamientos sencillos e individuales o mediante la combinación de tratamientos médicos y quirúrgicos. Pueden ser tratamientos sencillos usados en el domicilio o más agresivos y que involucren quirófano y varios días de baja.
Este tipo de intervenciones pueden mejorar su aspecto y su autoestima pero no necesariamente tienen que mejorar las relaciones que Ud. tiene con los demás o conseguir su ideal de belleza. Si desea someterse a uno de estos tratamientos, este folleto le ofrece los conocimientos básicos. No podrá contestar a todas sus dudas ya que cada caso está rodeado de circunstancias personales.

Cuando están indicados los tratamientos faciales

Debido a inclemencias ambientales, exposición solar y malos hábitos, la piel pierde progresivamente características que la
mantienen sana y joven, apareciendo manchas, descolgamiento y arrugas finas. Siempre que queramos mantener en buen estado nuestra piel estará indicado un tratamiento facial. Cuando el empeoramiento es leve el tratamiento normalmente es sencillo e incluso puede realizarse en el domicilio.

Problemas serios suelen necesitar actitudes más agresivas ya que suelen combinar manchas, arrugas finas, surcos profundos
y descolgamiento. El problema actual y la “intensidad” del rejuvenecimiento que queramos conseguir dictarán el tipo de tratamiento o tratamientos a emplear. En muchas ocasiones la solución óptima pasa por una combinación de tratamientos que mejore todos los estigmas.

Debido a que el envejecimiento es un proceso continuo, deberá realizar un “mantenimiento” o realizar tratamientos regularmente para poder mantener las mejoras con el paso del tiempo. Determinados tipos de acné y sus secuelas también se benefician de algunos de los tratamientos que se describen más adelante.

  • Un grupo popular de tratamientos faciales se basan en producir un “decapado o exfoliación” (peeling) de la piel. Esta exfoliación retira capas de piel superficiales, medias o profundas obligando a la propia piel a generar capas nuevas, más lisas y con un contenido mayor en colágeno y otras sustancias de soporte. Cuanto mayor es la profundidad del exfoliado mayor será, por tanto, el beneficio y la mejoría obtenidos, pero también será mayor el tiempo de recuperación. Exfoliaciones superficiales prácticamente no tienen periodo de recuperación, pero ofrecen resultados menos llamativos. Estos tratamientos se suelen emplear para “refrescar” la cara, mejorar su aspecto general y eliminar o disimular arrugas finas y poco profundas que no dependan de la gesticulación.
  • Otro grupo de tratamientos faciales tiene por objeto “rellenar” (mediante la inyección de determinadas sustancias) determinados estigmas leves del envejecimiento, aportando, en ocasiones, algunas sustancias beneficiosas para el metabolismo y fortaleza de la piel. Son procedimientos útiles para mejorar surcos faciales profundos (entre la nariz y la boca o entre la boca y la barbilla), arrugas profundas (arrugas horizontales en la frente), arrugas superficiales (patas de gallo) o mejillas hundidas. También pueden mejorar el aspecto de unos labios excesivamente finos. Normalmente no son muy útiles
    para rellenar las arrugas del labio superior (arrugas del fumador).
  • La mejora de arrugas o surcos de origen dinámico (aquellas que aparecen o se agravan con la movilidad de la cara) se realiza mediante el empleo de cirugía, rellenos (sólo en determinadas ocasiones), o toxina botulínica (Vistabel®, Botox®, Dysport®).

¿Cuándo están contraindicados?

Los tratamientos médicos faciales nunca debe ser realizada en pacientes que presentan alguna infección activa en su cuerpo, en pacientes con alteraciones en la cicatrización de los tejidos, en pacientes con debilidad en el sistema inmune o en pacientes que están o pudieran estar embarazadas. Cualquier paciente con una enfermedad mental en tratamiento debería esperar a la estabilización o resolución de su estado. Pacientes con expectativas poco realistas o perfeccionistas no deberían someterse a un tratamiento facial. Algunas de estas circunstancias suponen una contraindicación temporal, otras suponen una contraindicación absoluta.

Riesgos e incertidumbres

Los métodos que se emplean en todos estos tratamientos son muy variados y oscilan desde el empleo de cremas despigmentantes y lociones exfoliantes en el domicilio, hasta la realización de exfoliaciones profundas bajo anestesia local, pasando por la inyección de sustancias o materiales de relleno o de toxina botulínica. Cuanto más agresivo sea el tratamiento tendremos más posibilidades de reacciones indeseadas pero también obtendremos mayor grado de mejoría.

  • Con los tratamientos tópicos domiciliarios hay pocas posibilidades de complicaciones, salvo la aparición de ligeras
    alergias o intolerancias que desaparecen al suspender el tratamiento.
  • Los tratamientos exfoliantes podrían producir pigmentaciones residuales, más llamativas y duraderas cuanto más
    profunda es la exfoliación. Es por esta razón que no se deben realizar en épocas de gran exposición solar y que cualquiera de ellos lleva unida la necesidad de una protección solar extrema. Si la exfoliación va a ser profunda puede existir riesgo de una cicatrización anómala o de un enrojecimiento prolongado de las zonas tratadas.
  • La reacción adversa más frecuente en los rellenos y en los Hilos Aptos es la alérgica. Normalmente, si el material lo
    requiere, se realizará, previamente a la infiltración, un test de alergia. Si no existe reacción al test tampoco lo habrá posteriormente.  La infección es un posible efecto secundario muy raro si se han tomado las medidas de desinfección y asepsia pertinentes. Algunos materiales pueden “apelotonarse” y dejar “grumos” bajo la piel si no se han dado adecuadamente los masajes exigidos después de la infiltración. En muy raras ocasiones estos nódulos deben ser extirpados.
  • La toxina botulínica en muy raras ocasiones produce enrojecimiento, jaquecas, nauseas, debilidad en las áreas infiltradas o parálisis de grupos musculares no deseados. Normalmente estos efectos son transitorios y duran pocos días o semanas.
    Los resultados que ofrecen estos tratamientos nunca son permanentes, e irán desapareciendo progresivamente con el
    paso del tiempo independientemente de la modalidad de tratamiento que se haya empleado. Tenga en cuenta que todos estos tratamientos necesitarán de un mantenimiento o de su repetición a diversos intervalos para mantener los resultados.

No busque en estos tratamientos los beneficios estéticos equiparables a los que le pueden ofrecer una operación de párpados o un lifting. Considérelos, más bien, como una alternativa “light” con resultados adecuados, pero siempre inferiores a la cirugía, que le exigirá menos sacrificios

Tipos de tratamientos

Tratamientos domiciliarios. Se trata de tratamientos sencillos a base de cremas, geles o lociones, que se realizan en el
domicilio. Se persigue un efecto exfoliante suave para mejorar la textura, luminosidad y algunas arrugas finas. Son condición
indispensable, durante dos a cuatro semanas, como acondicionamiento de la piel antes de cualquier tipo de exfoliación más profunda. Son útiles también como complemento para tratamientos de acné.

Peelings o exfoliaciones superficiales, medias y profundas. Dermoabrasión. Se trata de producir exfoliación o abrasión de capas superficiales, medias o profundas de la piel y esperar a que la propia piel regenere estas capas. Normalmente se realiza mediante productos químicos que producen una “quemadura controlada” que llega hasta el nivel deseado. Se realizan en consulta y, salvo los peelings más profundos, no necesita anestesia o curas prolongadas. Los peelings superficiales-medios se realizan en sesiones cada 15 días, los peelings medios-profundos se realizan en sesión única. En determinadas ocasiones (cicatrices de acné, arrugas del fumador, etc.) las exfoliaciones se pueden realizar de forma mecánica (abrasión) para mayor efectividad, es lo que se conoce como “dermoabrasión”. Esta modalidad se realiza en quirófano bajo anestesia local con sedación y no necesita ingreso.

Peelings o exfoliaciones despigmentantes. Se trata de producir exfoliación con el principal objetivo de eliminar o reducir pigmentaciones. Como efecto colateral beneficioso también mejora el aspecto y algunas arrugas finas. Se realizan en la consulta y suelen ser necesarias 4 sesiones, una cada 15 días, salvo que se realice un peeling profundo.

Sustancias de relleno. Existen multitud de sustancias de relleno para tratamientos de arrugas y surcos. La mayoría (si no todos) de los materiales de relleno autorizados actualmente son rellenos transitorios como el Acido Hialurónico, Acido Poliláctico o la Hidroxiapatita Cálcica,  que tardan en desaparecer, una vez implantados, entre 6 y 12 meses. Todos ellos son materiales sintéticos.

Puede consultar este enlace para obtener información oficial sobre IMPLANTES DE RELLENO UTILIZADOS CON FINALIDAD PLÁSTICA, RECONSTRUCTIVA Y ESTÉTICA CON MARCADO CE COMERCIALIZADOS EN ESPAÑA (01/01/1995-01/09/2010)

  • Ácido Hialurónico: También es un componente de la piel, ligamentos, etc. No precisa test de alergia. Su duración es variable según el grado de reticulación (desde cuatro hasta dieciséis meses) y “cunde” más. Posee un efecto hidratante sobre la piel tratada. Se emplea fundamentalmente en arrugas finas. Las nuevas generaciones de ácidos con mayor densidad también pueden emplearse en rellenos profundos e incluso algunos sirven para dar más volumen al mentón o pómulos. Sus duraciones pueden alargarse hasta el año y medio
  • Grasa: Se emplea la grasa del propio paciente como material de relleno. La técnica del Lipoimplante, desarrollada por el Dr. Monreal, ofrece resultados excelentes en un alto porcentaje de casos, con un prendimiento de grasa muy elevado y permanente. Al ser un tejido propio ni se rechaza ni hay alergias. Es muy útil para relleno de depresiones, arrugas o surcos profundos, para engrosar labios y para mejorar el perfil de la cara. Se realiza con anestesia local si los volúmenes son pequeños.
  • La mayoría de los implantes inyectable permanentes han ido desapareciendo debido a que producen efectos no deseados y complicaciones a corto, medio y largo plazo.

Nota: El Ministerio de Sanidad prohibe el uso de aceite de Silicona como material de relleno. Antes de someterse a un relleno exija conocer la composición y marca del producto que se va a emplear.

  • Rejuvenecimiento mediante Hilos Aptos u otras suturas de tracción/suspensión. Se trata de un procedimiento
    que se realiza en consulta bajo anestesia local, mediante el cual se implantan bajo la piel unos hilos, cuya composición, es igual a la de las suturas empleadas rutinariamente en cirugía (Polipropileno). La estructura de estos hilos permite traccionar y remodelar suavemente algunas zonas descolgadas como las mejillas, cejas, región de la mandíbula o el cuello. El efecto no es equiparable al de un lifting quirúrgico, pero la facilidad con que se realiza y la ausencia de postoperatorio y de molestias hacen del una aceptable alternativa a la cirugía, sobre todo en pacientes jóvenes.
  • Toxina Botulínica (Varias marcas comerciales en el mercado). La infiltración de toxina botulínica tiene por objeto la paralización, en puntos muy concretos, de las zonas musculares responsables de determinadas arrugas. Su efecto dura de tres a seis meses y es particularmente útil para tratar las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo. También se pueden conseguir resultados de lifting suave en las cejas y la frente. Puede también aplicarse también en otras arrugas como las de alrededor de la boca, nariz y cuello. Estas últimas indicaciones no están aprobadas actualmente por el Ministerio de Sanidad. Si desea más información consulte el folleto Toxina Botulínica en Cirugía Plástica y Estética”.

Los Resultados

Recuerde que, mientras no se demuestre lo contrario, los efectos de estos tratamientos no son permanentes, no retrasan el envejecimiento normal y no aportan, de forma duradera, ningún elemento del que tenga carencias (colágeno, elastina, etc.). El proceso de envejecimiento seguirá su curso y las arrugas tratadas tendrán la oportunidad de volver a aparecer si no pone remedio.
Según tipo de tratamiento que se haya realizado los periodos de recuperación varían. En los peelings superficiales se suele producir un leve enrojecimiento que dura 24 a 48 horas. En los peelings medios suele durar varios días y suelen aparecer algunas zonas enrojecidas o costritas que se caen en cuatro a seis días. En los profundos la recuperación no baja de una semana y el enrojecimiento puede durar algo más. La dermoabrasión se suele comportar como un peeling profundo y los peelings despigmentantes como los superficiales-medios.
Los materiales de implante, incluyendo los Hilos Aptos, se suelen implantar con anestesia por frío o anestesia local y producen inflamaciones leves en la zona implantada que desaparecen en 24 a 48 horas. La toxina botulínica suele producir inflamación o rojez y sus efectos comienzan a notarse a las 48 horas, aunque puede tardar hasta una semana. La evolución final de cada tratamiento variará, además, según la zona tratada y de si se han combinado o no varios tratamientos y, en definitiva, de cada paciente.
Los resultados que va a ver pueden aparecer a los pocas días del tratamiento o pueden demorarse varias semanas debido al
tiempo de curación y desinflamación de la piel, mas el depósito de colágeno extra que se produce a lo largo de meses. El éxito del tratamiento se basa en ocasiones en una adecuada combinación de tratamientos, por lo que la valoración previa del paciente y su asesoramiento son piezas fundamentales de todos estos tratamientos.
Este folleto le ofrece un aspecto general de las principales modalidades de rejuvenecimiento facial no quirúrgico, pero puede
que no aclare todas sus dudas. Debido a que se trata de un grupo de tratamientos con muchas variantes el estudio pormenorizado de su caso es muy importante y permitirá, a demás, aclarar todas sus dudas.

Print Friendly, PDF & Email
000

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor acepta la política de privacidad de este sitio y lee la guia de publicación antes de enviar tu consulta. Muchas gracias

PROTECCIÓN DE DATOS – Responsable: GABINETE I&M, S.L. Finalidad. Envío de información, respuesta a consultas y contactos genéricos o relacionados con temas médicos, mientras dure nuestra relación y tengamos su consentimiento. Destinatarios. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Derechos. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, limitar el tratamiento de sus datos, o directamente oponerse al tratamiento, o ejercer el derecho a la portabilidad de los mismos. Todo ello, mediante escrito, acompañado de copia de documento oficial que le identifique, dirigido al RESPONSABLE. En caso de disconformidad con el tratamiento, también tiene derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. También podrá oponerse a la respuesta a través de la siguiente dirección de correo electrónico: consulta@drjuanmonreal.com . Estos datos estarán almacenados en los servidores de GoDaddy Iberia S.L.U., situados en la UE.

*

Translate »