(+34) 911 610 162 · Serrano 207 1º Madrid

Psicología y Psiquiatría en Rinoplastia

Psicología y Psiquiatría en Rinoplastia
28 agosto, 2020 Juan Monreal

Explicamos las confluencias entre

Psicología, Psiquiatría y Rinoplastia

Psicología, Psiquiatría y Rinoplastia.

Introducción

Desde que a finales del siglo XIX comenzara la historia moderna de la Rinoplastia, los cirujanos hemos tenido la ocasión de aprender e incorporar una enorme cantidad de detalles técnicos con los que conseguir excelentes resultados. Multitud de estudios científicos demuestran que, en pacientes adecuadamente seleccionados, la cirugía estética en general y la Rinoplastia en particular pueden mejorar considerablemente la percepción de la imagen corporal y la autoestima. No obstante la percepción de los resultados no siempre es la adecuada, lo que puede ocasionar diferentes conflictos.

la Psicología, la Psiquiatría y la Rinoplastia presentan interesantes elementos de confluencia, que deben ser tenidos muy en cuenta tanto por los cirujanos que realizan Rinoplastias como por los pacientes que pretenden encontrar, en esta cirugía, una solución a sus problemas.

Motivaciones para someterse a una Rinoplastia.

Los humanos, como cualquier ser vivo, no somos perfectos físicamente y precisamente esas imperfecciones son las que nos hacen únicos. Desgraciadamente, en un mundo que cada vez valora más la perfección por encima de otros valores, la presión social a la que nos vemos sometidos diariamente puede llegar a ser excesiva. Las motivaciones que llevan a un paciente a someterse a una intervención quirúrgica, que alterará su nariz perpetuamente, son multiples y muy variadas. Aunque la lista podría ser mucho más numerosa, resumimos los cinco grupos básicos.

  • Una deformidad física objetiva que no causa estrés psicológico al paciente pero si puede hacerle perder autoestima o confianza en si mismo.
  • Una deformidad física objetiva y evidente que se acompaña de un problema funcional. Es decir el paciente desea mejorar estética y funcionalmente su nariz.
  • Una deformidad física objetiva acompañada de estrés psicológico. En algunas ocasiones el paciente tiene deformidades más o menos evidentes, y desea corregir su nariz con la esperanza de eliminar las dificultades psicológicas y sociales en las que se encuentra.
  • Obtener la perfección. En estos casos el potencial paciente no suele tener graves deformidades estéticas y funcionales (ninguna en muchas ocasiones), pero aspira a conseguir una perfección basada en “sus” criterios estéticos o los “impuestos” socialmente.
  • Síndrome de Snapchat. Con el auge de las redes sociales, quizá demasiado frecuente en el momento actual y no restringido a las Rinoplastias. En estos casos el paciente busca “obtener” los resultados perfectos que le hagan aparecer “perfecto” en estos canales sociales.

La inmensa mayoría de estas motivaciones se pueden aplicar tanto a las Rinoplastias primarias como secundarias. Las “deformidades” para las que le paciente busca solución pueden ser primarias (en pacientes que no se han operado nunca) o pueden ser el resultado de una Rinoplastia previa.

Aspectos psicológicos, psicosociales y psiquiátricos previos a una Rinoplastia.

Una gran cantidad de estudios científicos han comunicado unos elevados porcentajes de satisfacción tras Rinoplastias estéticas y funcionales. Se asume que los cambios “positivos” en el aspecto físico llevan a cambios positivos y mejoras en el bienestar psicológico, incluyendo la autoestima y la confianza en uno mismo. Hay aspectos psicológicos, psicosociales e incluso psiquiátricos que deben evaluarse antes de cualquier Rinoplastia y que pueden suponer un motivo justificado para rechazar al paciente.
La inmensa mayoría de los pacientes que desean someterse a una Rinoplastia estética y/o funcional presentan perfiles psicológicos saludables y alteraciones anatómicas bien reconocibles. Es en este grupo de pacientes en los que se consiguen mayores porcentajes de satisfacción debido a:

  • La motivación para someterse la cirugía está claramente justificada en una deformidad objetiva y bien catalogada, sea esta únicamente estética, funcional o combinada.
  • Si la salud psicológica del paciente es correcta esto le será de gran ayuda para entender y asumir el proceso de la intervención y el de recuperación. Le permitirá también integrar correctamente su nueva y mejorada apariencia en su vida habitual (trabajo, amigos, relaciones, etc)

Cuando la motivación para someterse a una Rinoplastia está de sobra justificada, porque se basa en una deformidad objetiva y corregible, pero la salud psicológica del paciente está comprometida, puede no ser una buena idea llevar a cabo la intervención. El fracaso en estos casos puede ser debido a:

  • El problema psicológico el paciente puede crear dificultades para superar el postoperatorio, apreciar el resultado o integrar sus beneficios correctamente en su vida habitual (trabajo, amigos, relaciones, etc).
  • La deformidad puede no haber sido corregida correctamente, pero en muchos de estos pacientes el éxito de la intervención no se acompaña de la correspondiente satisfacción.
    En estos casos puede ser necesario enderezar primero el problema psicológico para posteriormente realizar la intervención. Solo cuando el estado psicológico del paciente está claramente alterado por causa de la deformidad, estaría justificada la intervención quirúrgica para mejorar su bienestar.
Estudio de nariz

la Psicología, la Psiquiatría y la Rinoplastia presentan interesantes elementos de confluencia, que deben ser tenidos muy en cuenta tanto por los cirujanos que realizan Rinoplastias como por los pacientes que pretenden encontrar, en esta cirugía, una solución a sus problemas.

Aspectos Psicológicos, psicosociales y psiquiátricos posteriores a una Rinoplastia.

Hemos visto que en la fase preoperatoria es importante descartar, o tener en cuenta, diversas situaciones psicológicas que pueden llevar a un fracaso en el objetivo del tratamiento.
En la fase postoperatoria los problemas psicológicos son diferentes y tienen que ver más con la obligada incorporación, a la vida del paciente, de situaciones “negativas”; situaciones que pueden durar muchos meses. No es infrecuente que muchos pacientes experimenten sentimientos de depresión, ansiedad, vergüenza, arrepentimiento o rabia. Casi siempre estos sentimientos son transitorios y van desapareciendo a medida que el paciente ve normalizarse su imagen. Los principales sentimientos negativos que pueden experimentar los pacientes tras una Rinoplastia son:

  • La incertidumbre. La principal situación “negativa” a la que se enfrentará el paciente es la incertidumbre del resultado. Aunque cada vez somos más capaces de conseguir mejores resultados, todavía somos incapaces de ofrecer resultados “a medida” por lo que cierto grado de incertidumbre es imposible de evitar.
  • El miedo al cambio. Aunque los pacientes que solicitan una Rinoplastia lo hacen evidentemente para cambiar su nariz, puede manifestarse una sensación de miedo a un cambio excesivo que no sea aceptado por los demás. Cuando las Rinoplastias están apoyadas en consultas preoperatorias adecuadas con simulaciones informáticas de apoyo estas situaciones son excepcionales. Aún así, un miedo exagerado al cambio debe disuadir al paciente de someterse a una Rinoplastia.
  • La deformidad.Ya desde el postoperatorio inmediato los pacientes de Rinoplastia se enfrentan a la distorsión o deformidad facial originada en la inflamación postoperatoria. Este periodo desaparece con relativa rapidez ya que puede durar tan solo 2-3 semanas.
  • La distorsión. El periodo curativo de una Rinoplastia no es más largo que el de otras intervenciones quirúrgicas, pero afecta a una zona facial especialmente sensible que, además, está en el centro de la cara y es imposible de esconder. La inflamación y la cicatrización puede causar distorsiones, asimetrías o irregularidades más o menos notorias y especialmente frecuentes tras Rinoplastias secundarias. Esta situación puede causar baches emocionales especialmente duraderos para los que los pacientes pueden necesitar asistencia específica. La resolución de estos baches puede ser muy lento ya que el periodo curativo se puede prolongar más de un año.

Dismorfofobia y Rinoplastia.

Dismorfofobia o Desorden Dismórfico Corporal es un síndrome bien conocido desde hace décadas y que puede resumirse en la presencia de una excesiva preocupación por una deformidad mínima o inexistente. La realización de intervenciones estéticas, y en especial Rinoplastias, en este tipo de pacientes suele tener como consecuencia situaciones especialmente conflictivas ya que la supuesta deformidad o “no termina de ser corregida” o “empeora” o “se traslada a otro lugar del cuerpo”.
La importancia de detectar a este tipo de pacientes antes de una Rinoplastia es importante ya que evitará multiples intervenciones quirúrgicas innecesarias y un mas que probable deterioro psicosocial.

Conclusiones

Nunca se someta a una Rinoplastia si:

  • Está pasando por una mala racha o se está sometiendo a un tratamiento psicológico o psiquiátrico.
  • No tiene claro el cambio que desea o busca la perfección estética.
  • No está dispuesto a “sufrir” durante varios meses.
  • Va a estar demasiado pendiente de como le verán los demás.
  • No tiene apoyo social cercano (amigos o familia).
  • Estará más pendiente de la aprobación de los demás que de su propia apreciación.

Como cualquier cirugía, las Rinoplastias son situaciones de estrés vital excepcionales, que ponen a prueba la resistencia psicológica de los pacientes. Para poder experimentar y disfrutar adecuadamente de unos buenos resultados tras una Rinoplastia es importante un estado de salud mental adecuado. Cualquier paciente con un estado de salud mental debilitado, inadecuado o francamente patológico no debería ser intervenido hasta que la situación haya sido corregida.

El asesoramiento psicológico se hace imprescindible en todos los pacientes como parte de la estrategia global de cualquier Rinoplastia. Todos los pacientes deberían ser informados de la duración del postoperatorio y de los cambios que pueden experimentar durante un periodo tan largo. Aun así un número reducido de pacientes pueden necesitar apoyo psicológico durante cualquiera de las fases de la curación.

Información adicional

Si desea ampliar la información puede consultar los siguientes enlaces:

Buscar en PubMed

Si desea encontrar más información científica relacionada puede usar este formulario:

Utilice términos preferiblemente en inglés

Al pulsar en Buscar se le redirigirá a la página de US National Library of Medicine National Institutes of Health

También te puede interesar…


Últimos artílculos relacionados


Psicología y Psiquiatría en Rinoplastia

Psicología y Psiquiatría en Rinoplastia

Rinoplastia de Preservación. Un Viejo Conocido.

Rinoplastia de Preservación. Un Viejo Conocido.

Covid-19 – Regresando a una actividad segura en la consulta

Covid-19 – Regresando a una actividad segura en la consulta

Tratamiento de las secuelas de poliomielitis y asimetrías graves en las piernas.

Tratamiento de las secuelas de poliomielitis y asimetrías graves en las piernas.

Fibrosis y otros problemas de cicatrización en Rinoplastia

Fibrosis y otros problemas de cicatrización en Rinoplastia

Comunicado del Dr. Monreal – COVID-19

Comunicado del Dr. Monreal – COVID-19

Tratamientos de cirugía relacionados

Resumen:
Psicología, Psiquiatría y Rinoplastia
Nombre del Artículo:
Psicología, Psiquiatría y Rinoplastia
Descripción:
El postoperatorio de una rinoplastia puede suponer para el paciente un estrás psicologico muy importante y, a veces, peligroso
Autor:
Publicador:
Dr. Juan Monreal
Logo:

Comments (0)

Dejar una respuesta

Por favor use el texto de comentarios solo para plantear dudas generales sobre el tratamiento u obtener aclaraciones sobre el mismo . No use este texto para exponer su caso concreto ya que su solicitud no será atendida. Si desea que el Dr. Monreal analice su caso concreto y pueda darle una información intensiva, personalizada y un presupuesto use el servicio de Consulta Onlineservicio de Consulta Online. Muchas gracias por su comprensión.

Consiento el tratamiento de mis datos.

Por favor lea la guia de publicación antes de enviar su comentario. Muchas gracias.
GABINETE I&M, S.L. tratará sus datos con la finalidad de contestar a sus consultas, dudas o reclamaciones. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, limitación y oposición, como le informamos en nuestra Política de Privacidad.

*

Actualidad Coronavirus


Comunicado Dr.Monreal COVID-19
Translate »